Programadores de grifo a pilas

Programadores de grifo a pilas

Comparativa de programador de grifo a pilas

Todo sobre los programadores de riego para grifo
Un programador de grifo es un pequeño temporizador de riego diseñado para colocar bajo un grifo de jardín. Para ello, los programadores de riego cuentan con un adaptador apropiado para el grifo, habitualmente de ¾ o de 1 pulgada. También es habitual que incluyan un adaptador para cambiar entre ambas medidas de la toma de agua, he incluso es posible la colocación de reductores para medidas inferiores.

El programador de grifo tiene incorporado en su interior el sistema de corte de agua, bien mediante un sistema por electroválvula, bien mediante un pequeño motor que facilita o impide el paso del caudal. En el caso de que necesitemos un programador de riego a pilas sin presión deberemos cerciorarnos de que funciona mediante un motor y no una electroválvula (que siempre requieren cierta presión para funcionar).

¿Quieres regar desde un depósito?

Si tienes un riego automático en el que no hay presión en la entrada de agua, como ocurre por ejemplo desde depósitos de agua, necesitas programadores de riego motorizados para funcionar. No servirán si funcionan mediante una electroválvula interna. Los programadores deberían indicar la presión mínima de funcionamiento, que debería ser de 0 bar para riegos sin presión

Cómo son los programadores de grifo

Dado su pequeño tamaño y su colocación bajo grifo, todos son programadores de riego a pilas. Lo habitual es que utilicen una pila de 9V o 2 pilas de 1.5V (tipo AA o AAA).

El consumo de pilas suele ser bajo; no obstante requieren que haya un pequeño control sobre el estado de la carga de las pilas. Si se quedan sin pilas, en el mejor de los casos no realizará el riego. En el peor de los casos, no cerrará el paso de agua y habrá que afrontar la posible inundación, el gasto del agua y los problemas que puedan producirse por el encharcamiento en las plantas.

El mayor inconveniente de cualquier reloj de riego para grifo es su nula resistencia a heladas. Dado que el agua queda dentro del programador aún cuando está parado el riego, el aumento de tamaño del agua al convertirse en hielo revienta el programador desde dentro. Después de esto, ya lo puedes tirar a la basura y comprar otro. Por tanto, los programadores de riego para grifo deben quitarse y guardarse durante el periodo de heladas.

Conexión de programadores al grifo

La conexión al grifo es sencilla. Éste tipo de temporizadores de riego para grifo tienen una conexión rápida mediante rosca loca. Una junta de goma alojada en el interior de la rosca se encargará de la estanqueidad, por lo que no requiere teflón ni estopa para su colocación. Simplemente hay que roscarlo hasta el límite, utilizando para ello únicamente los dedos. Una vez colocado, comprobad la estanqueidad del conjunto. Si pierde agua, hay que apretarlo un poco más.

Durante la fase de roscado siempre existe el riesgo de trasroscar la pieza. Al tratarse de piezas de plástico que roscan sobre metal puede ocurrir que, si no se coloca en la dirección correcta el programador, uno o varios de los hilos de rosca de plástico salten sobre los de metal y se queden marcados. Se detecta rápidamente ya que el programador no estará alineado con la rosca del grifo. Si te ha ocurrido, no sigas roscando la pieza. Sácala para evitar dañar más hilos. Una vez fuera, analiza los hilos dañados. Si es poco, quizás puedas arreglarlo con un poco de maña y un cuchillo de punta redonda. La idea es que los hilos recuperen su forma original. Tras ello, mételo con mucho cuidado para que coja al menos dos hilos y posteriormente termina de apretar hasta el fondo.

En la medida de lo posible hay que evitar la utilización de herramientas de apriete, pues hay riesgo de rotura de alguna de las piezas y es posible también trasroscar. Si por la razón que sea, necesitas utilizar unas mordazas, una llave inglesa o cualquier otra herramienta, recuerda que no será necesario apretar hasta que te rechinen los dientes. Es mejor que vayas realizando pruebas de estanqueidad mediante la apertura del agua a que te cargues algo.

usos de programadores de grifo

Éste tipo de programadores de riego a pilas son muy habituales para realizar una instalación de riego por goteo, en especial si se trata de un sistema de riego por goteo casero. En realidad son idóneos para el goteo, ya que suelen ser bastante limitados en cuanto al caudal que son capaces de dar. Por supuesto, pueden utilizarse para riegos con aspersores o difusores, pero no se podrán colocar demasiados emisores.

También es habitual utilizarlo para riego de terrazas, macetas, azoteas y áticos. Durante la construcción es habitual que se deje un punto de agua desde el que poder regar. Y aunque se puede regar con manguera, la automatización de estos riegos pasa por un programador de riego a pilas.

Como ya he comentado antes, el riego desde depósitos o aljibes necesita un programador de riego a pilas sin presión para que el sistema funcione. Es algo relativamente habitual en huertos, en lo que se dispone de un depósito que se rellena mediante una bomba o manualmente y desde ahí se riega.

Como una derivación de los programadores de riego a pilas para grifo están los utilizados para los sistemas de nebulización. La diferencia entre unos y otros está en el tiempo de riego/nebulización. Mientras que los programadores para riego necesitan varios minutos de riego una o dos veces al día, los programadores para nebulización sueltan agua unos pocos segundos cada pocos minutos. Por tanto, no es posible utilizar un programador de riego para la nebulización ya que su tiempo de riego mínimo es de al menos un minuto y se encharcaría la zona nebulizada.

Programadores de grifo de dos salidas

Habitualmente, los programadores de riego a pilas para grifo tienen una única salida. Esto simplifica enormemente la programación y suele ser suficiente para cualquier pequeño riego automático casero. Pero puede que se requiera tener dos zonas de riego, bien porque se trata de zonas que requieran tiempos de riego distintos o bien porque el tamaño de la zona a regar sea mayor que la capacidad del programador. Para ello existen los programadores de dos salidas. La forma de programar es similar a los de una sola salida.

En el caso de que se necesitarán más salidas, dentro de la gama de programadores Gardena hay un distribuidor automático para mangueras, que dispone de hasta 6 salidas que puede cubrir las necesidades de grandes jardines sin tener que realizar costosas instalaciones.

Distribuidor de agua Gardena 1197-20

  • Adecuado para la sectorización del jardín. Las razones habituales son:
    • La zona a regar es muy extensa
    • Hay zonas con tiempos de riego distintos
    • El caudal es insuficiente para regar toda la superficie en una sola fase
  • Requiere un programador de grifo para funcionar
  • El programador puede ser de cualquier marca
  • Diseñado para conexión de mangueras flexibles
  • Botón para riego manual
  • Tiene una entrada y seis salidas
  • Para su correcto funcionamiento hay que utilizar al menos las salidas 1 y 2
  • Hay que dejar 5 minutos entre riegos para que pase de una fase a la siguiente
  • En las fases no utilizadas, quedará conectado 30 segundos. Esto asegura que continua la secuencia de riego
  • Puede conectarse un sensor de humedad Gardena 1188 o un sensor de lluvia Gardena 1189
Características

Presión de funcionamiento: de 1 a 6 bar Caudal mínimo: 20 l/h

Programadores de grifo analógicos

Los programadores de grifo analógicos tienen un funcionamiento mediante ruletas y mandos de selección. Carecen de pantallas que muestren información aunque pueden tener alguna luz indicadora. Suelen ser más económicos, aunque no siempre. Al carecer de pantalla, pueden parecer en principio más resistentes que los digitales, pero en realidad suelen tener el mismo tipo de incidencias y problemas. No soportan las heladas y siempre es mejor protegerlos en la medida de lo posible de la exposición al sol, ya que las altas temperaturas afectan a los componentes electrónicos

La programación de estos programadores de grifo analógicos es bastante limitada si lo comparamos con los digitales, aunque suficiente para la mayoría de los riegos.

Programador Aqua Control C4099N

Características del Aqua Control C4099N

  • Programador chino genérico. Puedes encontrar el mismo de otras marcas con un cambio estético
  • Conexión de entrada para grifo de 3/4″
  • Requiere dos pilas AAA de 1.5V (no incluidas)
  • Indicador de carga mediante LED
  • Apto para riegos sin presión (desde depósito).
  • Apertura y cierre mediante motor
  • Tapa protectora transparente
  • Programación sencilla mediante dos diales
  • Dial Frecuencia. Indica cada cuánto riega. Puedes elegir entre varias opciones, aunque lo habitual es escoger cada 12h (dos riegos al día) o cada 24h
  • Dial Duración. Indica el tiempo de riego en minutos. Desde 1 minuto hasta 120. También manual
  • Botón Delay. Retrasa el inicio de riego en 1h por cada pulsación

Programador Aqua Control C4109

Características del Aqua Control C4109

  • Programador chino genérico. Puedes encontrar el mismo de otras marcas con un cambio estético
  • Conexión de entrada para grifo de 3/4″
  • Requiere dos pilas AAA de 1.5V (no incluidas)
  • Indicador de carga mediante LED
  • Apto para riegos sin presión (desde depósito).
  • Apertura y cierre mediante motor (no es una electroválvula)
  • Programación sencilla mediante dos diales
  • Dial Frecuencia. Indica cada cuánto riega. Puedes elegir entre varias opciones, aunque lo habitual es escoger cada 12h (dos riegos al día) o cada 24h
  • Dial Duración. Indica el tiempo de riego en minutos. Desde 1 minuto hasta 120. También manual
  • Botón Delay. Retrasa el inicio de riego en 1h por cada pulsación

programador Claber AquaUno Select 8423

Características del Claber AquaUno Select 8423

  • Programador de la marca alemana Claber.
  • Buena relación calidad-precio
  • Tapa protectora
  • Conexión de entrada para grifo de 3/4″
  • Requiere una pila de 9V (no incluida)
  • Duración de la batería: Un año
  • 63 programas predefinidos
  • Dial Frecuencia. 7 frecuencias de riego distintas, desde 3 riegos al día hasta 1 por semana
  • Dial tiempo. 9 duraciones de riego distintas, desde 1 minuto hasta 1 hora.
  • Riego manual
  • No sirve para riegos sin presión, como por ejemplo desde un depósito. Necesita presión para funcionar correctamente
  • Presión de funcionamiento de 0.2 a 12 bar

Programador Aqua Control C4011

Características del Aqua Control C4011

  • Programador chino genérico. Puedes encontrar el mismo de otras marcas con un cambio estético
  • Conexión de entrada para grifo de 3/4″
  • Programador de doble salida. Dos zonas de riego
  • Requiere dos pilas AAA de 1.5V (no incluidas)
  • Indicador de carga mediante LED
  • Apto para riegos sin presión (desde depósito).
  • Apertura y cierre mediante motor (no es una electroválvula)
  • Programación sencilla mediante dos diales por cada sector de riego
  • Dial Frecuencia. Indica cada cuánto riega.
  • Dial Duración. Indica el tiempo de riego en minutos.
  • Tapa transparente de protección

Programadores de grifo Digitales

Los programadores de grifo digitales son la mejor opción si necesitas funciones avanzadas de riego. Además, gracias a su pantalla podrás controlar mucho mejor el riego y el funcionamiento suele ser bastante simple.

Recuerda que no soportan las heladas, por lo que tendrás que quitarlos en invierno o dejarán de funcionar. También es recomendable protegerlos del sol directo; las altas temperaturas afectarán a la electrónica a la larga.

programador Rain bird 1ZEHTMR

Características

  • Programador de la marca Rain Bird. Buena calidad
  • Pantalla de gran tamaño
  • Programación sencilla y completa
  • Conexión de entrada para grifo de 3/4″
  • Requiere dos pilas AA de 1.5V (no incluida)
  • Indicador de carga de pilas en pantalla
  • No hay limitaciones en cuanto a tiempo de riego y frecuencia de riego. Riega como y cuando quieras
  • Programaciones predefinidas
  • No se puede regar desde depósito. Requiere presión para funcionar correctamente
  • Presión de funcionamiento de 1 a 6 bar
Características

  • Programador de la marca alemana Gardena. Buena calidad
  • Pantalla de gran tamaño. Programación totalmente visual, en la que se ve toda la información en la pantalla
  • Programación sencilla y completa.
  • Conexión de entrada para grifo de 3/4″ y de 1″
  • Requiere una pila de 9V (no incluida)
  • Consola de programación extraible. Facilita la programación
  • Indicador de carga de pilas en pantalla
  • Se puede conectar un sensor de lluvia o de humedad
  • Tiempo de riego: de 2 a 60 minutos en intervalos de 5 minutos
  • Frecuencia de riego: Se debe elegir entre un riego al día (cada 24h), dos riegos/día (cada 12h), tres riegos/día (cada 8h). Luego hay que seleccionar si se desea que se riegue todos los días, cada dos días, cada 3 días o un riego a la semana
  • Se puede aplazar el riego para que comience con un retraso con respecto a la hora de programación
  • Riego manual
  • No se puede regar desde depósito. Requiere presión para funcionar correctamente
  • Presión de funcionamiento de 0.5 a 12 bar

programador de grifo rain amico plus / amico plus 2

Características

  • Programador de la marca italiana Rain. Excelente relación calidad-precio
  • Pantalla retroiluminada de gran tamaño, 3″
  • Programación sencilla.
  • Conexión de entrada para grifo de 3/4″ y de 1″
  • Dos modelos.
    • Amico Plus con una salida
    • Amico Plus 2 con dos salidas
  • Requiere dos pilas AA de 1.5V (no incluida)
  • Unidad de control de programación extraible. Facilita la programación
  • Indicador de carga de pilas en pantalla
  • Tapa protectora transparente
  • Tiempo de riego: de 1 a 240 minutos
  • Frecuencia de riego: Desde cada 6 horas hasta una vez cada 15 días
  • Indica en su pantalla cuándo será el próximo riego
  • Riego manual con botón directo
  • No se puede regar desde depósito. Requiere presión para funcionar correctamente
  • Presión de funcionamiento de 1 a 6 bar

programador de grifo Gardena Flex Control 1883-20 y Gardena Select Control 1885-20

¿Gardena Flex Control o Select Control?

Se trata de programadores muy parecidos. La diferencia entre ambos está en las programaciones predefinidas que trae el Gardena Select Control. La diferencia de precio entre ambos es inferior a 10€, por lo que deberás sopesar si necesitas ese tipo de ayuda para decidir el tiempo de riego o prefieres definir tú mismo cuánto tiempo regarás. El más vendido es el Gardena Flex Control.

Características

  • Programador de la marca alemana Gardena. Buena calidad
  • La diferencia entre ambos es que el programador Flex Control 1883-20 es algo más limitado en cuanto a programación. El programador Select Control 1885-20 tiene además sugerencias de riego dependiendo de la zona a regar
  • Conexión de entrada para grifo de 3/4″ y de 1″
  • Requiere una pila de 9V (no incluida)
  • Consola de programación extraible. Facilita la programación
  • Indicador de carga de pilas en pantalla
  • Se puede conectar un sensor de lluvia o de humedad
  • Programador Gardena Flex Control:
    • Tiempo de riego: de 1 a 119 minutos
    • Frecuencia de riego: Se puede regar una, dos o tres veces al día, todos los días, cada dos días o cada 3 días. También se pueden elegir los días de la semana que se quiere regar (por ejemplo, Lunes, Jueves y Sábados)
  • Programador Gardena Select Control:
    • Tiempo de riego: de 1 a 119 minutos
    • Frecuencia de riego: Se puede regar una, dos o tres veces al día, todos los días, cada dos días, cada 3 días o cada 7 días. También se pueden elegir los días de la semana que se quiere regar (por ejemplo, Lunes, Jueves y Sábados)
    • Dispone de riegos sugeridos según sea césped, seto, plantas en maceta…
  • No se puede regar desde depósito. Requiere presión para funcionar correctamente
  • Presión de funcionamiento de 0.5 a 12 bar
i

Artículos relacionados

Programadores de grifo a pilas

Un programador de grifo es un pequeño temporizador de riego diseñado para colocar bajo un grifo de jardín. Para ello, los programadores de riego cuentan con un adaptador apropiado para el grifo, habitualmente de ¾ o de 1 pulgada. También es habitual que incluyan un...

leer más

Electroválvulas

Las electroválvulas son fundamentales en un sistema de riego. Descubre en el artículo los tipos de electroválvulas que hay, cómo funcionan, si se pueden reparar, los modelos más comunes…

leer más

Programadores de riego

Los programadores son fundamentales para la automatización del riego. Tanto si necesitas un programador a pilas para tu sistema de goteo como si buscas un programador grande para tu sistema de aspersión, en éste artículo encontrarás las claves para elegir el que más adecuado.

leer más

Electroválvulas

Electroválvulas

Electroválvulas. Automatiza tu riego con válvulas solenoide

Descubre lo que necesitas saber sobre electroválvulas de riego

Qué es una electroválvula

Dentro de un riego automático, una electroválvula se encarga de la apertura y cierre del agua en una conducción, normalmente para controlar el riego en cada zona o sector. Se trata de una válvula hidráulica cuyo accionamiento depende de una corriente eléctrica que recibirá del programador de riego. Aunque menos común, las electroválvulas también se denominan en ocasiones como válvulas solenoide. Las electroválvulas para agua no son un elemento exclusivo de los sistemas de riego. Tienen numerosas aplicaciones en campos muy dispares; puedes encontrarte con electroválvulas en tu coche, en tu lavadora o en el sistema de calefacción de tu casa, por ponerte algún ejemplo. En un sistema de riego, habrá una electroválvula en cada sector o zona de riego, por lo que es frecuente que haya varias electroválvulas en la misma instalación. Aunque es menos frecuente, puede haber una electroválvula maestra que controle el paso de agua a todo el sistema de riego.

El estanque perfecto

Cómo son las electroválvulas para riego

Las electroválvulas de riego utilizadas en riego suelen ser de plástico (ABS, fibra de vidrio, PVC…), aunque existen modelos que son metálicos que son considerablemente menos comunes. El tamaño de la electroválvula (medida de la entrada y salida de la conducción) más común es de 1”, aunque también se ven con frecuencia electroválvulas de ¾” y de 1 ½” y existen de medidas superiores.

Deberían Suelen tener un grado de protección contra la humedad alto, ya que se instalan en arquetas enterradas y hay una alta probabilidad de que se inunden en algún momento.

Las electroválvulas para riego más comunes suelen ser:

Electroválvulas de plástico

Electroválvulas de 1 pulgada

Electroválvulas con IP67/IP68

Tipos de electroválvulas para riego

Las electroválvulas más comunes son las electroválvulas de membrana. El control del paso se basa en la presión que el agua ejerce sobre una membrana flexible. Es un sistema seguro y eficiente, muy extendido y es el que han adoptado prácticamente todos los fabricantes.

También es posible encontrar electroválvulas motorizadas. En realidad, y siendo fieles a la definición no son electroválvulas, sino únicamente válvulas motorizadas que además suelen tener el programador incorporado. La apertura y cierre del flujo del agua no es hidráulico; depende de un motor para ello. Están indicadas para condiciones de presión insuficiente, como puede ser para el control de un riego desde un depósito por gravedad.

Raramente se pueden encontrar electroválvulas de globo. El sistema de apertura y cierre es diferente pero el funcionamiento es análogo al de las electroválvulas de membrana.

Partes de una electroválvula de membrana.

Hay varias partes que se diferencian a simple vista en una electroválvula de riego.

Solenoide

Situado en la parte superior de la electroválvula, es el que traduce la señal eléctrica a señal hidráulica. Es inconfundible porque tiene dos cables. El solenoide se puede desenroscar de la electroválvula y sustituirse por otro si se daña. Con un cuarto de vuelta es suficiente para una apertura manual de la electroválvula. Sin embargo, no recomiendo ésta acción ya que todos tenemos tendencia a apretar demasiado el solenoide para impedir cualquier fuga. Y termina rompiéndose la junta de goma que proporciona la estanqueidad, o el solenoide mismo. Para la apertura manual desde la electroválvula es mejor utilizar el tornillo purgador.

Hay dos tipos de solenoides en las electroválvulas para riego:

Solenoide eléctrico de 24V

Necesita recibir una corriente continua para estar abierto. Se utilizan con sistemas de programación centralizados (el programador se conecta a la corriente eléctrica).

En el solenoide debe estar indicado mediante una pegatina o grabado en el exterior su tensión de funcionamiento. Los cables suelen ser negros y blancos (bicolor), pero no hay un consenso en esto y es posible encontrar otros colores.

Solenoide de impulsos 9V / Latch

También llamado solenoide latch. Para abrir o cerrar les basta con una corta corriente eléctrica (impulso). Se utilizan con sistemas de programación a pilas o autónomos.

Además de estar debidamente indicado en la carcasa que su tensión de funcionamiento es de 9V y que es de impulsos o latch (latching), tendrá un cable rojo y otro negro, indicativos de cable positivo y cable negativo.

Cuerpo de la electroválvula.

Es la carcasa. Se puede abrir, bien mediante tornillos, bien mediante el giro de la parte superior sobre la inferior. Al abrirla se puede acceder a la membrana por si fuera necesaria su limpieza.

Membrana de la electroválvula.

Situada dentro de la electroválvula, divide el cuerpo en dos cámaras. Las membranas suelen tener un sistema de retorno a la posición de reposo basado en un muelle. También las llaman diafragma de la electroválvula, aunque membrana es más correcto. Cuidado cuando abras la electroválvula porque el muelle puede saltar.

Tornillo purgador.

Algunas electroválvulas tienen un tornillo en la parte superior de la carcasa que facilita la salida de aire (purgado) que hay en la cámara superior de la electroválvula. Aunque en principio sirve para un purgado de aire inicial en el caso de que no se abriera la electroválvula por una burbuja de aire, el uso habitual es la apertura manual del paso de agua.

Regulador de caudal.

Algunas electroválvulas tienen en su parte superior una maneta que permite regular la cantidad de agua que puede pasar. Esto es útil si necesitamos reducir el caudal disponible en el sector de riego.

Cómo funciona una electroválvula de membrana.

Como ya se ha comentado, la apertura y cierre de la electroválvula es hidráulica. Se basa en diferencias de presión entre los dos lados de la membrana. Hay varias partes que se diferencian a simple vista en una electroválvula de riego.

Electroválvula en Reposo

Como funciona una electroválvula

La electroválvula está cerrada y no pasa agua. No llega corriente al solenoide y la membrana se encuentra fija sobre la cámara inferior de la electroválvula por la acción del muelle, impidiendo el paso de agua.

Electroválvula en fase de apertura

Como funciona una electroválvula

El programador envía una corriente eléctrica al solenoide, habitualmente de 24V. En el interior del solenoide hay un núcleo imantado y móvil rodeado por unas espiras de material conductor. Cuando la corriente llega a las espiras se genera un campo magnético que levanta el núcleo liberando un paso para el agua. Éste pequeño agujero que queda libre facilita la salida de agua desde la cámara superior del cuerpo de la electroválvula.

Electroválvula abierta

Como funciona una electroválvula

Con la salida del agua de la cámara superior por el aliviadero liberado por el solenoide, la presión existente en dicha cámara se reduce considerablemente o directamente es despreciable. En un determinado momento la presión del agua será superior a la que ejerce el muelle que mantiene la membrana cerrada.  En ese momento el paso de agua se abre y empieza el riego. El tiempo de apertura depende de las condiciones de la instalación, siendo un factor muy importante la presión de servicio que haya en la electroválvula. Es por esto que se requiere una presión mínima para el funcionamiento de una electroválvula. Debe ser suficiente para vencer la presión del muelle.

Electroválvula en fase de cierre

Como funciona una electroválvula

Al dejar de recibir corriente eléctrica el solenoide, el núcleo baja por el empuje de su muelle interno y tapona el aliviadero. Esto impide que el agua de la cámara superior pueda escapar y empieza a aumentar la presión. Es cuestión de tiempo (casi instantáneo o unos segundos) que la presión en la cámara superior sea mayor que en la inferior y el riego se detenga.

Dado que el funcionamiento es hidráulico la apertura y cierre del flujo de agua no es inmediata, pudiendo tardar hasta algunos segundos en realizar la maniobra. Ese tiempo depende tanto del tipo y modelo de electroválvula hidráulica como de las condiciones de la propia instalación (caudal y presión disponibles)

Cómo funciona una electroválvula de membrana.

Como habéis podido observar el paso de agua por la electroválvula no es muy ancho. Aunque se trata de una electroválvula muy esquemática, la realidad no difiere demasiado y desde luego hay un estrechamiento acusado en la conducción cuando el agua pasa por la electroválvula. Esto produce una pérdida de presión considerable que debe ser tenida en cuenta si la instalación está muy ajustada.

Una considerable parte de la pérdida de carga (pérdida de presión) en la electroválvula se produce por los cambios de dirección que debe realizar el agua al pasar su interior. Algunas electroválvulas tienen una segunda entrada por su parte inferior, de tal forma que la pérdida de carga se reduce sensiblemente. Claro que esa disposición de entrada es desde el punto de vista del montaje bastante compleja. A pesar de que he visto bastantes electroválvulas de éste tipo montadas, nunca las he visto con la entrada en ángulo por lo que como curiosidad está muy bien, pero no se usa nunca. El problema radica en la dificultad de instalación con ese tipo de entradas desde la parte inferior. Los beneficios obtenidos no cubrirían las dificultades operativas de instalación.

Lo que sí he visto es la utilización de electroválvulas demasiado pequeñas para el caudal necesario en el sector de riego. La razón puede ser por un mal entendido ahorro o bien por desconocimiento. La pérdida de carga en la electroválvula debe ser inferior a 0.5 atm. Y dado que la pérdida de carga depende del caudal que debe circular por la electroválvula (el fabricante proporciona tablas con estos valores), podremos conocer si nos sirve determinado modelo o deberemos optar por otro.

i

Artículos relacionados

Programadores de grifo a pilas

Un programador de grifo es un pequeño temporizador de riego diseñado para colocar bajo un grifo de jardín. Para ello, los programadores de riego cuentan con un adaptador apropiado para el grifo, habitualmente de ¾ o de 1 pulgada. También es habitual que incluyan un...

leer más

Electroválvulas

Las electroválvulas son fundamentales en un sistema de riego. Descubre en el artículo los tipos de electroválvulas que hay, cómo funcionan, si se pueden reparar, los modelos más comunes…

leer más

Programadores de riego

Los programadores son fundamentales para la automatización del riego. Tanto si necesitas un programador a pilas para tu sistema de goteo como si buscas un programador grande para tu sistema de aspersión, en éste artículo encontrarás las claves para elegir el que más adecuado.

leer más

Programadores de riego

Programadores de riego

Programadores de riego para jardín y zonas verdes

Elige el programador que necesitas

Un programador de riego es el componente más importante de un sistema de riego, ya que se encarga de automatizar el aporte de agua al jardín o zona verde. Reducen por tanto la necesidad de la actuación humana incrementando además las posibilidades de incorporar nuevos parámetros al riego a partir de los datos recogidos por sensores (de humedad, de viento, etc.)

Las ventajas de tener un sistema de riego automático frente a un sistema manual son evidentes:

  •  No requiere la presencia humana para su funcionamiento
  • Reduce el consumo de agua al evitar los errores de apreciación del operario de riego. Es decir, el tiempo de riego no depende de la opinión de la persona que esté regando.
  • Puede retrasar, variar la dosis de agua aportada e incluso suspender según los datos recibidos de sensores. Los sensores más comunes son sensores de humedad, estaciones meteorológicas, válvulas volumétricas, anemómetros…
  • Control del consumo de agua. Puede ajustarse el agua a utilizar de forma muy precisa, evitando despilfarros y llegar a límites de consumo.
El estanque perfecto

Tipos de programadores de riego

Hay dos tipos de programadores de riego que varían según la colocación del programador en la instalación de riego.

Programadores centralizados

Se colocan en instalaciones diseñadas para tener un único programador. Desde él, se manejan (en principio) todas las electroválvulas, bien mediante cableado o bien por un sistema inalámbrico de control (WiFi, Bluetooth, radio…)

Los programadores centralizados funcionan con corriente de la red eléctrica y disponen de un transformador para variar la tensión de entrada a 24V (normalmente) que es la corriente con la que se abren las electroválvulas. También es posible encontrar sistemas centralizados que funcionan a otras tensiones y con solenoides de impulsos; están vinculados habitualmente a sistemas inalámbricos en lo que una corriente sostenida de 24V consumiría las pilas con las que se abren las electroválvulas.

La colocación de los programadores centralizados varía según el modelo. Algunos no permiten que sean colocados a la intemperie, siendo necesaria su instalación en interior. Otros pueden colocarse en exterior e incluso existen con pedestal para colocarse sobre el suelo.

Es habitual que los programadores centralizados dispongan de una pila para garantizar la conservación de la programación ante un corte en el suministro eléctrico. Pero no sirve para regar.

Programadores a pilas de riego. Programadores autónomos

Los programadores a pilas se utilizan en instalaciones que por su complejidad desaconsejan el cableado o en pequeñas instalaciones con sólo uno o dos sectores de riego. También se utilizan en casos de imposibilidad de utilizar corriente de la red eléctrica.

Los programadores autónomos utilizan pilas para funcionar y dar corriente de apertura y cierre a las electroválvulas. Es habitual que utilicen pilas de 9V; los solenoides de las electroválvulas deben ser obviamente también de 9 voltios y además funcionan por impulsos (solenoides latch). Es decir, reciben una corta corriente (impulso) para abrirse y otro para cerrarse. De esa manera se logra un sistema con un consumo eléctrico mínimo y la vida útil de la pila del programador se alarga.

Los programadores a pilas están diseñados para ser colocados dentro de la arqueta de riego, junto a las electroválvulas. Suelen tener cierta protección contra la humedad, siendo la mayoría resistentes a inmersiones esporádicas e incluso sumergibles.

Programadores de grifo

Los programadores de grifo son un tipo especial de programador a pilas autónomo que se conectan directamente a un grifo de jardín. Se utilizan para pequeños riegos residenciales y habitualmente sirven para un único sector de riego, aunque se pueden encontrar también para dos fases.

Los programadores de grifo pueden ser de dos tipos:

  • Programadores de grifo con electroválvula interna. La apertura y cierre del caudal de agua dependen de una electroválvula que necesita de una presión mínima para abrirse y cerrarse. La presión requerida varía según los modelos de programador, siendo habitual que sea superior a 1 bar de presión.
  • Programadores de grifo motorizados. La apertura y cierre del paso de agua se realizan con un pequeño motor. En éste caso no se necesita presión y puede utilizarse en situaciones de baja presión de red e incluso en pequeños riegos por gravedad.

Los programadores de grifo suelen ser muy económicos y no tener demasiadas funciones, aunque depende de cada modelo. El mayor problema que presentan es su sensibilidad a las heladas. Los programadores de grifo hay que quitarlos en los periodos de heladas para evitar que el agua congelada reviente el programador por dentro y lo deje inservible.

Cuándo utilizar un tipo u otro de programador de riego

Ambos tipos de programador pueden servir en principio para cualquier sistema de riego. Para determinar cuál es el tipo de programador que mejor se adapta a nuestro proyecto de riego, hay que analizar los siguientes puntos.

¿Es posible unir con cable todos los sectores de riego con el punto donde se colocaría el programador centralizado?

Lo primero que hay que comprobar para elegir el programador es si existe la posibilidad de pasar cables desde las electroválvulas hasta la posición en la que se colocaría el programador.

En ocasiones no es posible hacerlo porque existen barreras físicas infranqueables. Caminos sin pasacables accesibles, zonas apartadas, parterres elevados… También es posible que se trate de una zona ajardinada implantada pero no automatizada y no se quiera realizar una zanja sobre el terreno por razones estéticas. En todos estos casos no es posible utilizar un programador centralizado tradicional (que utilice cables) y habrá que utilizar un programador autónomo a pilas o un sistema inalámbrico.

Existen casos intermedios en los que se colocaría un programador centralizado para casi toda la zona a regar y se opta por añadir un programador autónomo para una zona aislada.

¿Es económicamente viable el cablear todo el sistema de riego?

Aunque todas las electroválvulas puedan unirse con cable con el programador, puede que económicamente sea desaconsejable. Si las fases de riego están muy separadas y son numerosas como ocurre en parques, el coste de instalación sería excesivo.

¿Se necesitan funciones avanzadas del programador?

Los programadores a pilas tienen ciertas limitaciones en cuanto a sus características. ¿Es necesario conectarlo a una estación meteorológica? ¿Debe conectarse a internet y leer los datos meteorológicos? Los programadores centralizados son más avanzados

Razones económicas

Los programadores autónomos resultan económicos si se trata de una o unas pocas fases de riego. No requieren extender cable por la zona verde, se colocan en una arqueta y pueden servir sin problema para llevar a cabo el riego automático de cualquier tipo, desde aspersión hasta sistemas de riego por goteo.

Los programadores centralizados por el contrario suelen tener un precio superior, aunque su mayor diferencia radica en los costes de instalación.

i

Artículos relacionados

Programadores de grifo a pilas

Un programador de grifo es un pequeño temporizador de riego diseñado para colocar bajo un grifo de jardín. Para ello, los programadores de riego cuentan con un adaptador apropiado para el grifo, habitualmente de ¾ o de 1 pulgada. También es habitual que incluyan un...

leer más

Electroválvulas

Las electroválvulas son fundamentales en un sistema de riego. Descubre en el artículo los tipos de electroválvulas que hay, cómo funcionan, si se pueden reparar, los modelos más comunes…

leer más

Programadores de riego

Los programadores son fundamentales para la automatización del riego. Tanto si necesitas un programador a pilas para tu sistema de goteo como si buscas un programador grande para tu sistema de aspersión, en éste artículo encontrarás las claves para elegir el que más adecuado.

leer más

Aspersores de agua para riego del jardín

Aspersores de agua para riego del jardín

Aspersores de agua para riego del jardin

Descubre todo lo que debes saber sobre aspersores

Un aspersor es un emisor de riego de funcionamiento hidráulico que aporta el agua mediante un chorro giratorio de agua más o menos pulverizada. Habitualmente, los aspersores se utilizan para el riego de grandes superficies de césped y praderas.

Los aspersores son el emisor de riego más habitual. Podemos encontrarlos tanto de altura fija que quedan siempre a la vista como emergentes. Los emergentes quedan ocultos tras el riego por lo que son mucho más adecuados tanto estéticamente como para evitar problemas de vandalismo. Por otro lado, según el método de giro, podemos encontrar aspersores de impacto y aspersores de turbina. En el caso de los de impacto, el aspersor gira mediante el golpeo del chorro de agua con un álabe que con el movimiento mueve la dirección de salida de agua. El aspersor de turbina tiene un mecanismo interno de engranajes que produce el giro.

En este artículo trataremos los más comunes, los aspersores emergentes de turbina. Estos aspersores tienen una cubierta protectora llamada cuerpo del aspersor que aloja todo el mecanismo de riego. En su interior está el vástago emergente, que surge del terreno para dosificar el agua de riego. En su parte superior, la salida del agua está supeditada a la boquilla del aspersor. Se trata de una pieza intercambiable que limita la salida de agua. La regulación del arco de riego, del alcance y en determinados aspersores, de otros parámetros se realiza en la parte superior del vástago, mediante la tapa de regulación.

Vástago y cuerpo del aspersor

El cuerpo del aspersor suele ser de material plástico de alta resistencia diseñado para soportar las condiciones de instalación y funcionamiento. El vástago suele ser también de plástico; no obstante también se comercializan con vástago metálico que le otorga una aparente mayor resistencia y mejor acabado. El tamaño de los aspersores viene determinado por el tamaño del vástago (lo que emerge del terreno). Dependiendo de la aplicación para la que vaya destinada el riego, debemos escoger entre una altura y otra.

Aspersores de 10cm de emergencia

Es el aspersor más habitual. Utilizado para el riego de césped y pradera. La altura de emergencia es suficiente para realizar riegos sin que el césped algo crecido entorpezca la salida del chorro de agua.

Aspersores de 15cm.

Hay circunstancias en las que se requiere una mayor altura para superar obstáculos, como pueden ser praderas naturalizadas o con zonas arbustivas rastreras. Estos aspersores y los de 30 centímetros tienen una segunda entrada a unos 10cm de la tobera. De esta manera se facilita la instalación evitando la entrada inferior.

Aspersores de 30cm

En algunas ocasiones se requiere una gran altura de riego por aspersión. Una zona habitual para este tipo de aspersores tan altos son terrenos con hiedra rastrera, ya que tiene tendencia a superar los 20cm de altura. Aunque en este caso podría plantearse un riego por goteo, la tendencia de la hiedra a enraizar en toda la superficie nos lleva a recomendar la aspersión.

Nomenclatura de Aspersores

Las alturas de los vástagos en los aspersores se suelen expresar en pulgadas.

  • Aspersor de 10cm → Aspersor de 4”
  • Aspersor de 15cm → Aspersor de 6”
  • Aspersor de 30cm → Aspersor de 12”

Tapa de regulación

Es la única parte visible cuando el aspersor no está regando. El color de la tapa de regulación habitualmente es negro o verde. En determinados casos pueden utilizarse aspersores con tapas de regulación con un color identificativo que indique que el agua no es potable. Habitualmente este color es morado o marrón.

Desde ella se pueden realizar todas las operaciones de regulación del aspersor. Dependiendo del fabricante y del modelo de aspersor, la forma y el tipo de regulación varía.

Regulación del arco de riego

Algo que tienen en común casi todos los aspersores es la regulación del arco de riego desde la tapa. El método cambia según el modelo de aspersor y fabricante; los más habituales lo realizan mediante el uso de un pequeño destornillador, girándolo en un sentido u otro para aumentar o disminuir los grados de apertura del riego.

Alcance de riego

Desde la tapa se puede acceder al tornillo de regulación del alcance. Este tornillo tiene una doble función. Por un lado, es la sujeción de la boquilla, impidiendo que se salga durante el riego. Por otro, rompe el chorro difuminándolo en parte. Además, actuando sobre el tornillo puede reducirse el alcance hasta un 25%. No recomendamos subir totalmente el tornillo para obtener el máximo alcance posible pues el chorro sale totalmente nítido sin romperse y no se riega en las proximidades del aspersor, disminuyendo la uniformidad de riego.

Cierre de la salida de agua

Algunos modelos de aspersor pueden cerrar la salida de agua sin detener el movimiento del emisor. Esta maravillosa función sólo es apreciada por los instaladores ya que gracias a ella no se mojan durante la regulación de los aspersores. El usuario final no suele valorarla hasta que tiene que realizar el mismo la regulación.

Función 360º

Algunos aspersores disponen de la función 360º, que consiste en permitir un sistema giro constante para el riego en un círculo completo.

Boquilla del aspersor

La boquilla es un rectificador de flujo que regula la salida del aspersor para conseguir unas características de pluviometría y alcance determinadas. Cada aspersor se suministra con un juego de boquillas intercambiables. De esta manera puede ajustarse el alcance deseado.

Cada fabricante publica sus tablas de alcances y caudales para los juegos de boquillas que suministra. Los alcances hay que reducirlos un 25% debido a que los datos publicados están obtenidos en condiciones de laboratorio y no tienen en cuenta factores que reducen la eficiencia (por ejemplo, el viento). En el mercado podemos encontrar boquillas de alta uniformidad de riego. Estas boquillas compensan el caudal en función del ángulo de riego.

Alcance de riego del aspersor

Los aspersores tienen un amplio abanico de posibilidades de alcance de riego. Naturalmente, a mayor alcance, mayores son los requerimientos tanto de caudal de agua como de presión. Teniendo en cuenta el alcance, podemos dividir los aspersores en:

Aspersores de bajo alcance

Se trata de aspersores con un alcance entre 4 y 7m. Se utilizan en céspedes y praderas de dimensiones reducidas en las que no podamos utilizar aspersores de mayor tamaño.

Aspersores de alcance medio

Con un alcance que puede variar entre los 6 y los 12 metros, son los más utilizados para el riego de céspedes y praderas de tamaño medio.

Aspersores de alto alcance

En el caso de grandes zonas encespedadas, campos deportivos, de golf, etc. se utilizan estos aspersores con alcancen que oscilan entre los 12 y los 18m de radio de alcance.

Cañón de riego

Para el riego de campos de fútbol, rugby, etc. los cañones de riego son los más adecuados ya que cubren distancias superiores a los 25m. Tanto el caudal como la presión necesarias para su funcionamiento son muy superiores a las que podríamos obtener de un servicio de agua municipal por lo que es necesario utilizar un grupo de presión y un depósito en el sistema de riego.

Muy importante. Alcance de los aspersores

Para el cálculo del alcance del aspersor, se debe tener en cuenta que los alcances ofrecidos por el fabricante deben reducirse un 25% para ajustarse a las condiciones de trabajo reales. Esos datos los han recogido en condiciones de laboratorio y no han tenido en cuenta la uniformidad de riego.

Caudal y presión necesaria para un aspersor de riego

Los aspersores son los emisores de riego más utilizados para el riego de césped. Sin embargo, no tienen una buena uniformidad de riego, es decir, conseguir un reparto del agua uniforme. Al hecho de que el riego en las cercanías del aspersor es muy escaso se une que la pluviometría varía dependiendo del arco de riego.

El mecanismo de giro del aspersor tiene siempre la misma velocidad, por lo que un aspersor con un ángulo de riego de 90º riega 4 veces la misma zona en el mismo tiempo que un aspersor con ángulo 360º riega da una vuelta completa regando una zona 4 veces mayor. Es decir, que la zona de 90º tiene mucha más agua que la de 360º. Para evitar este problema se deben tener en cuenta estos factores a la hora de sectorizar el sistema de riego (intentar no mezclar aspersores con ángulos de riego muy diferentes) o utilizar boquillas de alta uniformidad de riego.

Cada fabricante ofrece tablas de caudales y presiones para un determinado alcance y boquilla. De esta manera sólo hay que escoger la boquilla correcta para el alcance deseado y ver qué necesidades de presión y caudal de agua tendremos.

Difusores o aspersores

Desde el punto de vista de la uniformidad de riego, los difusores son más eficientes que los aspersores. Esto es debido a que la cantidad de agua arrojada es siempre la misma, independientemente del ángulo de riego. También es muy importante para la uniformidad que la emisión del agua sea pulverizada (más parecido a la lluvia) y que el riego no dependa de un mecanismo de giro hidráulico que en ocasiones se detiene debido a diversas causas.

Desde el punto de vista económico, los difusores tienen un alcance bastante menor al de los aspersores, por lo que son adecuados en superficies pequeñas o complicadas. Para superficies grandes, cuanto mayor sea el alcance, menor el número de emisores y por lo general, el coste.

Desde el punto de vista hidráulico, los difusores tienen menores requerimientos de caudal y presión. Totalmente excluyente es la presión; si no alcanzamos el mínimo requerido por los aspersores tendremos que usar difusores.

En conclusión, utilizaremos aspersores sólo en zonas grandes y abiertas (no complicadas). Los difusores son más adecuados para zonas pequeñas y con formas complejas, donde necesitaremos emisores con alcances cortos y un buen control de la pluviometría.

i

Artículos relacionados

Programadores de grifo a pilas

Un programador de grifo es un pequeño temporizador de riego diseñado para colocar bajo un grifo de jardín. Para ello, los programadores de riego cuentan con un adaptador apropiado para el grifo, habitualmente de ¾ o de 1 pulgada. También es habitual que incluyan un...

leer más

Electroválvulas

Las electroválvulas son fundamentales en un sistema de riego. Descubre en el artículo los tipos de electroválvulas que hay, cómo funcionan, si se pueden reparar, los modelos más comunes…

leer más

Programadores de riego

Los programadores son fundamentales para la automatización del riego. Tanto si necesitas un programador a pilas para tu sistema de goteo como si buscas un programador grande para tu sistema de aspersión, en éste artículo encontrarás las claves para elegir el que más adecuado.

leer más

Difusores de agua para riego del jardín

Difusores de agua para riego del jardín

Difusores de agua para riego del jardín

Descubre lo que necesitas saber sobre difusores de riego

¿Qué es un difusor?

Un difusor es un emisor de riego de funcionamiento hidráulico que aporta el agua generalmente en forma de abanico sin ningún tipo de movimiento. Los difusores tradicionalmente se asocian al riego de zonas con unas dimensiones reducidas de césped.

Los difusores tienen un sistema de reparto del agua muy eficiente, dado que el caudal que arrojan varía en función del ángulo de riego (cosa que no pasa con los aspersores). Esto facilita el diseño de los sectores de riego, y en cualquier caso, mejora la uniformidad de riego.

Partes de un difusor

Los difusores tienen una cubierta protectora o carcasa llamada cuerpo del difusor que aloja en su interior un vástago emergente. Es este vástago el que surge del terreno para aplicar el agua de riego gracias a la presión del agua, por lo que el movimiento es puramente hidráulico y no necesita ningún tipo de energía adicional. En la parte superior de cada difusor y roscado al vástago, se acopla la parte fundamental del emisor: la tobera.

El estanque perfecto

Vástago y cuerpo del difusor

Generalmente, tanto el vástago como el cuerpo del difusor son de material plástico. El plástico funciona bien, no se atasca, es lo suficientemente resistente y es barato. Por tanto es el material ideal para éste tipo de emisores.

Se pueden encontrar dimensiones de cuerpos y vástagos muy variadas, desde 5 cm hasta 30 cm, aunque las más habituales son 10cm y 15cm.

¿Qué altura de difusor escoger?

La elección de la altura de emergencia del vástago dependerá de la aplicación, es decir, del tipo de riego que se requiera.

Difusores de 5cm de altura

Se utilizan en aquellos casos en los que el césped no tiene profundidad de suelo en esa zona. Por ejemplo en la línea que se instala al lado de un bordillo que tiene demasiado hormigón debajo.

Difusores de 10 cm de altura

Esta medida de 10 centímetros es la habitual para riego de céspedes y praderas. Es una altura de emergencia suficiente para realizar riegos adecuados en la mayoría de céspedes.

Difusores de 15 y 30 cm de altura

En algunas ocasiones como en el caso de praderas naturales se deja crecer un poco más antes de la siguiente siega. También en zonas con arbustivas rastreras o parterres de flores en las que se decida por alguna razón el riego por difusión. En estos casos, los difusores de 15 centímetros son los adecuados.

Los difusores con 30 centímetros de emergencia son adecuados para las zonas de rocalla, arbustivas rastreras o para parterres de flor de mayor porte que las anteriores.

Tanto en los difusores con emergencia de 30 como en los de 15 centímetros, el cuerpo del difusor tienen una segunda entrada de agua para facilitar la instalación.

¿Quieres saber por qué se desaconseja el uso de los difusores de 5 cm salvo casos excepcionales?

Ante la atrayente idea de cavar menos debes tener en cuenta que:

  1. Cinco centímetros de emergencia es muy poco y enseguida crece el césped por encima del difusor impidiendo el riego
  2. Además con las siegas se va formando un fieltro que sube un par de centímetros la altura del suelo con lo que la situación empeora
  3. Al final termina requiriendo siegas muy frecuentes que debilitan el césped. Se empiezan a realizar siegas más bajas para reducir el número de siegas; esto puede afectar al nudo de ahijamiento del césped. Y con eso, se acabó el césped, proliferan las malas hierbas.

¿Cómo se nombran los difusores?

Los difusores suelen hacer referencia en su nombre a la altura de emergencia del vástago. Dado que los principales fabricantes están en USA, estas medidas vienen expresadas en pulgadas.

Difusor de 5cm ⇔ Difusor de 2”

Difusor de 10cm ⇔ Difusor de 4” Difusor de 15cm ⇔ Difusor de 6” Difusor de 30cm ⇔  Difusor de 12” Algunos fabricantes tienen medidas intermedias. Por ejemplo difusores de 7,5 centímetros o 3 pulgadas

Toberas

La tobera es el componente principal del difusor. Se encarga de aplicar el agua en el terreno de forma eficiente. Se roscan a la parte superior del difusor. Dependiendo de la forma de aplicación del agua, hay varios tipos de tobera:

Toberas de arco fijo

Se trata de toberas utilizadas habitualmente para el riego de céspedes con formas regulares o muy abiertas. Forman abanicos de riego con ángulos determinados de 45º, 90º, 180º, 270º o 360º. Algunas marcas disponen de otros ángulos de riego, pero son menos habituales.

Difusor con tobera de ángulo fijo

Toberas de arco ajustable

Ofrecen la posibilidad de modificar el ángulo del abanico de riego, pudiendo abrir la proyección de agua desde 1º hasta 360º. La ventaja sobre las anteriores es clara, ya que son adaptables a formas no regulares del césped.

Difusor con tobera de arco regulable

Toberas de alta uniformidad

Uno de los principales problemas de los difusores (y aspersores) es que en la zona más próxima al emisor el riego es muy deficiente o incluso inexistente. Esto normalmente se corrige mediante la colocación de un segundo difusor que cubra esa zona próxima al primero, lo que se suele llamar cobertura de riego. Pero hay zonas que por su ángulo cerrado o por haber elementos cercanos que no deben mojarse, resulta muy complicada realizar la cobertura. En estos casos se pueden utilizar las toberas de alta uniformidad. Son toberas con doble salida de agua, una de las cuales se dirige a las zonas próximas al vástago.

Tobera de uniformidad

Aquí puedes ver un vídeo de cómo es el riego con este tipo de boquillas que mejoran la uniformidad. Lamentablemente, nuestros amigos de Rain Bird no han tenido la amabilidad de traducirlo al español aún y sólo está disponible en inglés, aunque se entiende bastante bien.

Toberas de franja o rectangulares

Este tipo de tobera tienen distintas salidas para las zonas laterales que para las frontales. Con esa configuración, consiguen regar en un marco rectangular en vez de circular. Son ideales para zonas muy estrechas en las que se necesitaría muchos difusores con las toberas tradicionales. Muy utilizadas en las medianas de césped entre calles, en las que se debe controlar al máximo que no caiga agua a la carretera.

Difusor para toberas con riego de franja

Toberas MP Rotators

Las toberas rotativas o MP Rotators son conocidas así por la primera marca que las comercializó. Se trata de toberas que tienen un giro hidráulico y emiten pequeños surtidores (al tener giro hidráulico deberían considerarse aspersores, aunque nadie lo hace). La ventaja de este tipo de toberas frente a las demás es que tienen alcances parecidos al de los aspersores pero con los consumos de caudal y presión de los difusores. En nuestra opinión, este tipo de toberas rotativas deberían utilizarse únicamente para solucionar problemas en riegos deficientes en los que un difusor se haya quedado corto y necesitemos que tenga un mayor alcance.

Boquilla Rotator

Inundadores

Se trata de toberas que facilitan la salida de todo el caudal en la zona del difusor. Se utilizan para el riego puntual de una zona determinada, como por ejemplo el alcorque de un árbol. Es “invisible”, más resistente, más estético y sobre todo más antivandálico que el típico sistema de goteo en anillo.

Inundador de riego

Otros tipos de toberas

Siempre quedan algunos otros tipos de toberas con aplicaciones muy específicas, como pueden ser las utilizadas en xerojardinería y zonas pequeñas de difícil cobertura.

Alcance de riego del difusor

El alcance de riego del difusor depende de la tobera que se instale. Habitualmente, se considera que la distancia de riego desde el difusor oscila entre 2,5 y 4,5 metros. De todas formas, hay toberas con alcances especiales mayores o menores de ese rango para situaciones especiales.

Desde un punto de vista comercial, las toberas se comercializan con los alcances expresados en pies. El alcance está siempre expresado en el modelo de la tobera, siendo más o menos estándar las toberas de 7, 10, 12, 15, y 17 pies. Teniendo en cuenta que un pie es unos 30 centímetros, el alcance debería ser fácil de calcular. Bueno, pues no. Para complicar un poco las cosas, los alcances de riego son un 25-30% menores de lo que deberían. Esto se debe a que las condiciones de medición “en laboratorio” son extremadamente óptimas  y  además en ausencia de viento. Debemos por tanto recortar los alcances máximos para cada tobera.

Por otro lado, se puede reducir el alcance utilizando el tornillo regulador situado en la parte superior de la tobera hasta un 25%. Intentar reducir más el alcance producirá una salida irregular del agua en la tobera. Mejor cambiar la tobera por una más pequeña.

ToberaAlcance MáximoAlcance Mínimo
8 pies2,00 m1,40 m
10 pies2,50 m1,75 m
12 pies3,00 m2,10 m
15 pies3,50 m2,45 m
17 pies4,00 m2,80 m

Caudal y presión necesaria para un difusor de riego

Antes de entrar en detalle sobre estos datos fundamentales para calcular cualquier riego por difusión, es necesario aclarar el funcionamiento de la tobera (como distribuye el agua) y como afecta a la uniformidad del riego.

La tobera, al recibir el agua, desvía el caudal por una estrecha abertura que forma el abanico de agua. Hasta aquí lo evidente. Ahora bien, el agua arrojada varía dependiendo del ángulo de riego. Dicho de otra forma, el agua que se echa con una tobera con ángulo de 90º es la mitad que la que echa con un ángulo de riego de 180º. Y además, riega la mitad de superficie. Por ello, la pluviometría (los litros por metro cuadrado que aportamos) es la misma.

Por tanto, la pluviometría con los difusores no depende del ángulo de riego de la tobera. Esto facilita mucho el diseño del sistema de riego, ya que podremos colocar en el mismo sector de riego difusores con distinto ángulo de riego sin encharcar zonas (o dejas otras secas). En cambio, los aspersores de riego sí varían el caudal de agua arrojado según el ángulo de riego, perjudicando la uniformidad de riego en el caso de que mezclemos aspersores con distintos ángulos (existen soluciones para esto).

Dependiendo del alcance de la tobera se requiere un caudal y una presión determinadas. Cada marca publica tablas de caudales y presiones para sus toberas, de manera que una vez seleccionada la tobera es sencillo conocer las necesidades. Además del caudal, presión y alcance, las tablas suelen indicar la pluviometría tanto en disposición en cuadrado (líneas simétricas) como en triángulo (líneas al tresbolillo)

Difusores o aspersores

Desde el punto de vista de la uniformidad de riego, los difusores son más eficientes que los aspersores. Esto es debido a que la cantidad de agua arrojada es siempre la misma, independientemente del ángulo de riego. También es muy importante para la uniformidad que la emisión del agua sea pulverizada (más parecido a la lluvia) y que el riego no dependa de un mecanismo de giro hidráulico que en ocasiones se detiene debido a diversas causas.

Desde el punto de vista económico, los difusores tienen un alcance bastante menor al de los aspersores, por lo que son adecuados en superficies pequeñas o complicadas. Para superficies grandes, cuanto mayor sea el alcance, menor el número de emisores y por lo general, el coste.

Desde el punto de vista hidráulico, los difusores tienen menores requerimientos de caudal y presión. Totalmente excluyente es la presión; si no alcanzamos el mínimo requerido por los aspersores tendremos que usar difusores.

En conclusión, utilizaremos aspersores sólo en zonas grandes y abiertas (no complicadas). Los difusores son más adecuados para zonas pequeñas y con formas complejas, donde necesitaremos emisores con alcances cortos y un buen control de la pluviometría.

i

Artículos relacionados

Programadores de grifo a pilas

Un programador de grifo es un pequeño temporizador de riego diseñado para colocar bajo un grifo de jardín. Para ello, los programadores de riego cuentan con un adaptador apropiado para el grifo, habitualmente de ¾ o de 1 pulgada. También es habitual que incluyan un...

leer más

Electroválvulas

Las electroválvulas son fundamentales en un sistema de riego. Descubre en el artículo los tipos de electroválvulas que hay, cómo funcionan, si se pueden reparar, los modelos más comunes…

leer más

Programadores de riego

Los programadores son fundamentales para la automatización del riego. Tanto si necesitas un programador a pilas para tu sistema de goteo como si buscas un programador grande para tu sistema de aspersión, en éste artículo encontrarás las claves para elegir el que más adecuado.

leer más