Afilar la cuchilla del cortacésped y otras labores de mantenimiento

Porque mantener bien las herramientas ahorra dinero

Cuándo hay que cambiar la cuchilla de tu cortacésped

Contrariamente a lo que se suele pensar, la cuchilla del cortacésped no corta precisamente por su gran filo sino por la velocidad con la que gira. Obviamente, esto no significa que vaya a tener un funcionamiento correcto con una hoja totalmente mellada y roma, pero seguirá "cortando".

La cuestión es hasta qué punto estás dispuesto a llegar. Si quieres tener un césped en buen estado y que siempre tenga una buena presencia, la cuchilla debe tener un filo adecuado. Si en realidad sólo pretendes que se quede a su altura y bueno, quizá se vea un poco marrón o el césped tenga mayor tendencia a enfermar, pero eso no te preocupa, entonces puede esperar el afilado.

Césped desgarrado por la cuchilla

Césped desgarrado por la cuchilla

Cuchilla cortacésped para cambiar

Cuchilla cortacésped para afilar o cambiar

Césped muy dañado por la cuchilla

Césped muy dañado por la cuchilla

Estos son los síntomas que te indicarán que o bien cambias la cuchilla, o bien la tendrás que afilar:

  • El rendimiento del cortacésped ha bajado notablemente. Y con esto me refiero a que tendrás que ir más despacio para que el cortacésped pueda hacer su labor. Si lo haces a la misma velocidad que cuando lo compraste, el cortacésped se traba, no corta bien o al menos reduce sus revoluciones
  • Los cortes en las briznas de hierba no son limpios. Más que cortar, aparecen desgarros, se queda "deshilachado". Y las puntas luego se secan dando un color amarillento durante unos días.
  • La cuchilla está claramente mellada en varios puntos con muescas muy evidentes. O ha perdido muy claramente su filo (y recuerda, no tienen un gran filo ni siquiera nuevas)
  • Si acabas de golpear contra una piedra o un tronco muy duro. Para la máquina, desconecta el cable (o la bujía si es eléctrica) e inclina un poco la máquina para observar la cuchilla. Normalmente sólo se mella parcialmente y podrás seguir, pero en ocasiones el daño afecta demasiado al giro de la cuchilla y tendrás que sustituirla

Se recomienda el afilado cada 25 horas de uso. Teniendo en cuenta el tamaño medio de los jardines y el rendimiento de los cortacésped, lo habitual es que esas 25 horas se vayan en una temporada anual. Siempre puedes medir el tiempo que estás usando la máquina y ver cuándo tendrías que afilarla al cumplir el número de horas.

Generalmente y en el ámbito residencial, las cuchillas de los cortacésped se afilan una vez al año y se cambian tras 2 o 3 afilados. Es decir, cada 3 o 4 años te toca cambiarla por una nueva. Hablando siempre de un uso normal. 

En el caso de los robot cortacésped, las cuchillas son más pequeñas y tienen un uso mucho más intensivo. Por ello, lo mejor es cambiarlas cada año al empezar la temporada en primavera. Es posible afilarlas, pero al ser varias cuchillas no suele merecer la pena por precio, aunque esto es algo que debes valorarlo tú.

Afilado a mano de la cuchilla

Cómo desmontar y cambiar la cuchilla de tu cortacésped

Los cortacésped eléctricos y gasolina suelen tener una única cuchilla de corte rotativo. La cuchilla está suspendida desde un eje que el transmite el movimiento y sujeta por una tuerca que la mantiene en el sitio correcto.

Antes de comenzar, es importante que te pongas unos guantes de protección. Las cuchillas puede que no estén afiladas, pero probablemente tengan alguna muesca que sí puede cortar con facilidad. Además, son elementos que trabajan en un entorno sucio y húmedo. Los cortes se suelen infectar y hay cierto riesgo con el tétanos y otras enfermedades. Ten precaución.

Estos son los pasos que debes seguir para desmontar la cuchilla del cortacésped.

  1. 1
    Hay que evitar cualquier riesgo (por mínimo que sea) de un arrancado accidental del cortacésped. Si es eléctrico, quita el cable de corriente. Si es gasolina, libera la pipeta de la bujía.
  2. 2
    En el caso de cortacésped a gasolina, idealmente debería no haber gasolina en el depósito, o la menos posible. Así evitarás que se derrame cuando inclines el cortacésped.
  3. 3
    Vuelve lateralmente el cortacésped para tener acceso a la cuchilla. Si tienes un cortacésped de gasolina, al inclinarlo que la bujía no quede mirando al suelo. Mejor hacia arriba o lateral.
  4. 4
    Saca el móvil y haz una foto de cómo está colocada la cuchilla. Las cuchillas de los cortacésped tienen polaridad, que depende del sentido de giro de la cuchilla. Si colocas la cuchilla al revés, no funcionará correctamente. Así pues, echa una foto o si lo prefieres marca la parte inferior de la cuchilla con cinta aislante o el método que prefieras, pero que quede claro como se monta. Lo habitual es que los extremos en ángulo queden para arriba, pero compruébalo
Soltar la pipeta de la bujía

Si tu cortacésped es gasolina, desconecta la bujía

Quitar la cuchilla del cortacésped

Bloquea la cuchilla para poder aflojar

Llave para aflojar la cuchilla

Utiliza una llave de tubo o similar

  1. 5
    Necesitas trabar la cuchilla para poder aflojar la tuerca. Aquí siempre se recomienda utilizar un taco de madera, pero es posible que no tengas ninguno del tamaño suficiente. Puedes utilizar también el palo de alguna azada, trabándolo entre la cuchilla y una pared. Busca una manera, pero necesitamos que la cuchilla no pueda girar.
  2. 6
    Con una llave de tubo, una llave fija o una llave inglesa, afloja la tuerca que sujeta la cuchilla. Puede ser que tenga algún elemento más (arandelas, pasadores...). No debería estar floja, pero tampoco ser imposible soltarla. Si está muy dura, utiliza un producto lubricante (3 en 1)
  3. 7
    Retira la cuchilla. Ahora que la has quitado es un buen momento para aprovechar para limpiar con un cepillo los restos pegados de césped que no puedes alcanzar con la cuchilla puesta.

Para el montaje de la cuchilla nueva (o recién afilada) simplemente sigue los pasos inversos. Ten especial cuidado de montarla en su posición correcta y coloca de nuevo el elemento que has usado para trabar la cuchilla al realizar el apriete final.

El apretado debe ser firme, pero no debes seguir hasta que no puedas más. Es decir, un buen apretón pero sin pasarte. Si tuvieras una llave dinamométrica (casi nadie la tiene), apreta hasta un par de 70Nm. Comprueba que gira correctamente.

No olvides al probarla en marcha que quitaste la pipeta de la bujía y debes conectarla de nuevo (si es gasolina).

Cómo afilar la cuchilla de tu cortacésped

El afilado de las cuchillas es aconsejable que lo realice un profesional. Pero si te atreves con todo, o el precio del afilado es superior al de la cuchilla nueva y quieres realizarlo tu mismo, aquí van las recomendaciones para el afilado.

  • Utiliza los elementos de protección necesarios. Mínimo guantes, gafas de protección y la ropa apropiada. 
  • Necesitas sujetar bien la cuchilla para trabajar sobre ella. Idealmente deberías tener un tornillo de mesa de trabajo o al menos unos sargentos para sostener firmemente la cuchilla.
  • El ángulo del filo de las cuchillas cortacésped oscila entre los 40º y los 45º. Como puedes ver, no es un gran filo sino más bien un bisel. Con ángulos inferiores conseguirás un mayor filo pero lo perderá rápidamente y reducirá drásticamente su vida útil.
  • El afilado recomendado es a mano mediante una lima de metal. Es un proceso que lleva algo de tiempo, pero no tanto como el que pueda parecer. Hazlo en ambos extremos de la cuchilla y por ambos lados. Respeta los 40º-45º
  • Si quieres acelerar el proceso y dispones de una amoladora o una lijadora de banda, recuerda que estás trabajando con metal y unas bermudas y chanclas no es lo adecuado. Repasa con sumo cuidado los filos. No te pases con el ángulo ni te comas más material del necesario. Más vale que esa muesca se quede que dejar la cuchilla perfecta pero con la mitad de material.
  • La cuchilla es un elemento que debe quedar equilibrado. Si hay diferencia de peso entre ambos lados de la cuchilla es posible que no realice bien su función. Así pues, no puedes desgastar mucho un lateral y el otro apenas tocarlo. Debe ser un desgaste equilibrado.
Afilado de cuchilla de cortacésped

¿Cómo limpiar el cortacésped?

Es increíble cómo se pegan los restos de siega al cortacésped. Especialmente en la carcasa que protege a la cuchilla, pero también en las ruedas, ejes y en la cesta recolectora.

La limpieza con agua a presión está desaconsejada en los cortacésped, tanto los gasolina como los eléctricos. Si utilizas una hidrolimpiadora tipo Karcher corres el riesgo de que entre agua en el motor o en los engranajes que transmite el movimiento.

Si puedes utilizar una manguera de agua sin ejercer presión en ciertas partes del cortacésped, evitando que el agua pueda entrar en el motor a través de las rejillas de aspiración o del filtro del aire.

Cortacésped demasiado sucio

No esperes a que el cortacésped se ensucie tanto

  1. 1
    Desconecta el cable de corriente o la pipeta de la bujía antes de ponerte a limpiar
  2. 2
    Retira la cesta recolectora. Si es totalmente de plástico, déjala cerca. Si es de lona, sacúdela bien para que suelte los restos que hayan quedado
  3. 3
    Coge una manguera de agua y limpia la cesta (si es de plástico) y las ruedas. Ten precaución de que no caiga agua en la parte del motor ni en el filtro del aire (cortacésped gasolina)
  4. 4
    Inclina ligeramente el cortacésped (ojo si es gasolina, que se puede derramar). La zona de las cuchillas requiere que te pongas guantes. Puedes usar la manguera y/o un cepillo duro para limpiar toda esa la zona. Cuidado con la zona del eje que no es algo totalmente estanco.
  5. 5
    Si el cortacésped es gasolina, tendrá un filtro para la admisión de aire protegido por una tapa cerca de la zona del motor. El filtro suele ser una o dos esponjas con algo aceite. Limpia el filtro con agua y jabón. Luego humede ligeramente con algo de aceite antes de colocarlas en su alojamiento (muy poco aceite)
  6. 6
    Deja secar todo antes de guardar el cortacésped. Puede bastar con que se quede al sol un rato o que lo seques tú, pero no guardes húmedo el cortacésped.

Para los restos que quedan pegados en la carcasa protectora de la cuchilla puedes utilizar la manguera de agua teniendo la precaución de que pueda desaguar sin quedarse estancada dentro (porque es probable que afectara al motor a través del eje).

Es decir, que nada de darle totalmente la vuelta y llenarlo de agua. Ni tampoco utilices la hidrolimpiadora, no es totalmente estanco. Funciona muy bien utilizar un cepillo duro para eliminar los restos de hierba pegada.

Mantenimiento de invierno del cortacésped. Recomendado para marcas como Viking, Bosch, Einhell, Greencut, Gardena...

Has realizado una buena inversión en un cortacésped y quieres que dure lo máximo posible. Para que llegue siga funcionando como el primer día, es importante que cuando acabe la temporada realices un control de varios puntos y una limpieza general para encontrar tu cortacésped en perfecto estado en la próxima primavera.

Si tienes un cortacésped eléctrico

  1. 1
    Realiza una limpieza concienzuda del cortacésped. Elimina los restos que hayan quedado pegados en la parte interna de la carcasa utilizando un cepillo y agua sin presión.
  2. 2
    Presta atención a los ejes de las ruedas. Deben quedar limpios y sin restos.
  3. 3
    Revisa el estado de la cuchilla. Se recomienda afilarla una vez al año y el mejor momento es cuando acaba la temporada. Si ya  se ha afilado 2 o 3 veces, necesitarás una cuchilla nueva.
  4. 4
    Es posible que haya entrado algo de polvo y restos de hojas secas en el alojamiento del motor eléctrico. Probablemente puedas quitar la tapa quitando algunos tornillos. Si puedes acceder y limpiar con un trapo muy cuidadosamente, hazlo. Puedes usar también si tienes un compresor de aire, siempre con cuidado.
  5. 5
    Seca bien el cortacésped.
  6. 6
    Lubrica las partes móviles (cuchilla y ejes de las ruedas).
  7. 7
    Guarda en un lugar seco.

Si tienes un cortacésped de gasolina

Hace ya bastante tiempo que se retiraron los motores de gasolina de 2 tiempos que requerían el mezclado del aceite con la gasolina (se retiraron por cuestiones medioambientales). Los motores de 4 tiempos tienen un depósito aparte para el aceite y no requieren ningún tipo de mezcla.

  1. 1
    Se recomienda que no quede gasolina en el depósito de combustible. La gasolina va perdiendo eficiencia y eso hará que no funcione correctamente tras unos meses. Por ello, deja que se agote el depósito. Tampoco es necesario que se quede seco, pero que quede lo mínimo posible.
  2. 2
    Limpia el cortacésped eliminando los restos pegados. Mucho cuidado si utilizas agua para que no afecte a la zona del motor.
  3. 3
    La cuchilla necesitará su afilado anual. O bien una sustitución si ya la has afilado 2 o 3 veces.
  4. 4
    Desmonta el filtro del aire y que quede limpio. Elimina también los restos que estén por la zona del motor. Puedes ayudarte de un trapo o de un compresor para ello.
  5. 5
    Seca bien el cortacésped.
  6. 6
    Revisa el estado de la correa del cortacésped. Si la cuerda de arranque presenta signos de desgaste, es el momento de cambiarla.
  7. 7
    Lubrica las partes móviles (cuchilla y ejes de las ruedas).
  8. 8
    Revisa el nivel de aceite. Comprueba en las instrucciones cada cuánto horas de uso debes cambiarlo. Si no lo cambias en todo el año, es un buen momento para hacerlo. Puedes hacerlo tú mismo o llevarlo a un profesional, pero siempre utiliza el aceite recomendado por el fabricante. 
  9. 9
    Revisa la bujía. Probablemente necesite una buena limpieza con un desincrustante y un cepillo en la zona de ignición. Utiliza una llave de tubo para desenroscar la bujía.
  10. 10
    Guarda en un lugar seco.

Deja un comentario